Shank Prakshalana en Español

SHANK PRAKSHALANA

La Limpieza Natural del Cuerpo HumanoEnglishRomania

con VIDEO DEMONSTRACIÓN

Desde el punto de vista yoghi, una de las claves de la salud se encuentra en el intestino grueso. Nuestro organismo se esta intoxicando de una manera continua y sin interrupción y a lo largo de toda nuestra vida. Una de las mayores causas del envejecimiento prematuro y de la senilidad es la acumulación de toxinas en el organismo a través de la autointoxicación. Todas nuestras células vivas producen toxinas. Existe aún una fuente de autointoxicación extremamente peligrosa constituida por el veneno que se filtra por las paredes intestinales para ser recirculado en nuestro organismo. También las personas que no están constipadas, o que por lo menos creen que no lo estén, tienen sin embargo en el intestino grueso una fuente de autointoxicación. cropped-shank-prakshalana-IIb.jpgLa evacuación del intestino, aunque sea diaria, no excluye el hecho de que la pared intestinal sea cubierta de una corteza de sedimentos fecales, estos mismos fijándose allí poco a poco y no siendo NUNCA eliminados. Aquí, provocan fermentaciones podridas cuyas toxinas se esparcen en el organismo entero. La irritación permanente de la mucosa intestinal esta al origen de numerosas formas de cáncer.Las formas de cáncer intestinal baten el récord en comparación con los demás órganos del cuerpo. Si consideramos la ubicación predominante de la enfermedad, notamos que, igual que en el caso de los accidentes de coches en curvas, hay sitios predilectos para la aparición del cáncer intestinal, estando sobretodo en las zonas donde las curvaturas del colon favorecen una cierta ralentización de la “corriente” de materias fecales. Está evidente entonces que la mayoría de los canceres aparecen en las zonas propicias a la sedimentación de las toxinas en el intestino grueso. El gráfico adyacente muestra una estadística reveladora. Pero esta enfermedad no es la única a temer para las personas cuyo colon está cubierto de una corteza de materias fecales.
Highlighted-colonLas enfermedades directamente imputables a la autointoxicación del colon son: cirrosis, reumatismo, artritis, disentería, neuritis, todas clases de psicosis, enfermedades de la piel y corazón, litiasis, malos olores de la boca,  insomnio, ciática, anemia. Estos se deben a la recirculación de las toxinas.

En una síntesis las principales manifestaciones de la recirculación de las toxinas a varios niveles corporales son:

  1. Estomago: perdida del tono, ptosis, úlceras, canceres. Muchas veces están al origen de los malos olores de boca.
  2. Riñones: litiasis (cálculos), cólicos nefríticos.
  3. Sistema nervioso: insomnio, depresiones, histeria, nerviosismo.
  4. Pies: ciática, várices.
  5. Colon: hemorroides, cáncer.
  6. Hígado: congestiones hepáticas, cálculos en la vejiga, intoxicaciones de origen hepática.
  7. Apéndice: apendicitis crónica o aguda.
  8. Sangre: anemia, modificaciones patológicas de la composición de la sangre, lo que afecta a TODOS los órganos y las células del cuerpo.
  9. Parte inferior del abdomen: estasis sanguíneas, infecciones crónicas de los órganos genitales de la mujer (útero, ovares, trompa), desplazamiento del útero.
  10. Piel: erupciones de varias naturalezas, envejecimiento de la piel.

El verdadero drama de esta constipación a través de la sedimentación es que no hay órganos purificadores entre la membrana del colon y la sangre, haciendo que las impurezas pasen directamente a la sangre, y se repartan en todo el cuerpo antes de pasar en los órganos mencionados (piel, riñones, pulmones etc.). La permeabilidad del colon es muy alta, por esta razón muchos medicamentos se administran bajo forma de supositorios, porque de esta manera llegan directamente a la sangre. Si estos verdaderos venenos, destilados en el colon, se infiltran en la sangre durante muchos años como en la mayoría de los casos de las personas normales, podemos imaginarnos los efectos sobre el proceso de envejecimiento y del malestar general del cuerpo.

El sedentarismo favorece la constipación. Los enemas no son siempre la mejor solución porque pueden provocar constipaciones y afectan el peristaltismo (el movimiento de expeler los excrementos del intestino).
La solución ideal es SHANK PRAKSHALANA. El agua esta absorbida por la boca y entra en el estomago de donde, conducida por fáciles movimientos, llega al intestino y lo recorre hasta la evacuación. La técnica continúa, hasta que el agua sale tan limpia como ha entrado. Este ejercicio no presenta ninguna mayor dificultad y tampoco ningún peligro, por estas razones siendo recomendado para todas las personas, con la condición de que esté correctamente ejecutado.
SHANK PRAKSHALANA o VARISARA DHAUTI significa la Limpieza de la Concha, por la similitud de forma entre los intestinos y una concha.
Es sorprendente el hecho de que hay pocas referencias a esta técnica en la literatura dedicada al sistema yoga. Mantenida en secreto durante un largo tiempo, no hay apenas referencias en la literatura Occidental sobre SHANK PRAKSHALANA. Esto indica de nuevo que el sistema milenario yoga esta aún por descubrir.

LA PREPARACIÓN

Calentar agua con sal marina gruesa en una concentración de 15-16 gramos de sal cada litro de agua (el equivalente de una cuchara de sopa rasa cada litro). Es obligatorio que el agua este salada porque en caso contrario será absorbida a través de la osmosis por la mucosa y siendo evacuada por vía urinaria y no por el ano. Si el agua nos parece demasiado salada podemos ligeramente bajar la concentración de la sal hasta que nos parezca aceptable.

CUANDO HACERLA

El momento idóneo para realizar la técnica es mañana temprano, con el estomago vacío( cuando normalmente vamos al baño). Vamos a tener en cuenta de que necesitaremos tener a nuestra disposición algo más de una hora. En este día no podemos practicar otros ejercicios de yoga, gimnasia, o artes marciales y tampoco en el día siguiente.

COMO HACERLA

SHANK PRAKSHALANA se divide en dos partes principales: la ingestión del agua caliente y la serie de movimientos que conducen el agua dentro del colon y que serán tratados en otro apartado. La técnica es la siguiente:

  1. se toma el primer vaso de agua caliente (la temperatura será la de una sopa caliente)
  2. inmediatamente después se va a hacer la primera serie de movimientos
  3. se toma otro vaso de agua y a continuación se hace otra serie de movimientos

Se continúa con la ingestión de un vaso de agua seguida por una serie de movimientos.
Durante la técnica y debido a los movimientos especiales, el agua pasa casi directamente al intestino, sin causar sensaciones de vómito. Seguimos así alternando la toma de un vaso de agua con la serie de movimientos hasta que se habrá tomado un total de 6 vasos de agua. En este momento tenemos que ir al baño. Normalmente, una primera evacuación se produce casi al instante, las materias fecales reblandecidas por el agua salen cada vez más fluidas, hasta que se convierten en líquidos (de color amarillento). Si la evacuación no se produce al instante o por lo menos en un intervalo  de 5 minutos, tenemos que rehacer los movimientos otra vez, pero sin tomar otro vaso de agua y volver al baño. En el caso excepcional de que no se produzca el resultado deseado, tenemos que fomentar la evacuación posiblemente con la ayuda de una irrigación de tipo enema, con medio litro de agua. Una vez que el sifón del colon ha sido abierto y la primera evacuación se ha hecho, el resto de la técnica sigue sin problemas.
Después de cada evacuación y el uso del papel higiénico normal, se puede lavar el ano con agua caliente y se puede limpiar con un aceite para prevenir una eventual irritación debida a la sal. A partir de esta primera evacuación tenemos que:

  1. beber un nuevo vaso de agua salada caliente
  2. efectuar todos los movimientos
  3. volver al baño otra vez para una nueva evacuación que a partir de este momento se hará después de cada vaso seguido por la serie de movimientos

Continuamos la alternación: toma de cada vaso – movimientos – evacuación  hasta que el agua sale tan limpia como ha entrado, lo que conforme a la dureza y superficie cubierta por la corteza de materia fecal, corresponde a la ingestión de 10-14 vasos de agua salada, en pocos casos necesitándose más.
Cuando estaremos satisfechos de los resultados o mejor dicho cuando el agua esta bastante limpia, hay dos opciones:

  1. no hacer nada, y en este caso hay que ir al baño dos o tres veces en la siguiente hora, este siendo el mayor inconveniente.
  2. Beber tres vasos de agua caliente y practicar el VAMANA DHAUTI después de SHANK PRAKSHALANA. Esto cierra el sifón del colon y vacía por completo el estomago. Como regla general los yoghis practican siempre el VAMANA DHAUTIdespués.

CAUSAS DE UN POSIBLE FALLO

Después de haber tomado 4 vasos de agua, si notáis que el contenido del estomago no pasa de inmediato en el intestino, lo que provoca una sensación de sobrecarga llegando a vomito, esto significa que la parte superior del colon no abre como debería. Pero una vez que el sifón esta abierto, no debería haber ninguna dificultad y podemos seguir con el proceso.  En el caso de ciertas personas, es posible de que una acumulación de gases impida la apertura normal del sifón. En este caso es necesario presionar firmemente el abdomen con las dos manos haciendo un masaje abdominal (SAHAJ AGNISARA DHAUTI en yoga) o realizando la postura de la vela (SARVANGASANA) como suplementos de la serie de técnicas indicadas.
En el caso menos favorable, es decir cuando el agua no se va del estomago, podemos elegir entre dos soluciones:

  1. Hacer VAMANA DHAUTI o, en otras palabras vaciar el contenido del estomago a través del reflejo vomitivo, cosquillando con la ayuda de los tres dedos de la mano derecha la base de la lengua.
  2. No hacer nada y en este caso el agua se eliminará normalmente, como orina.

Después de la técnica es imperativamente necesario descansar y evitar el frío.

LA PRIMERA COMIDA

Después de SHANK PRAKSHALANA es absolutamente necesario respetar las siguientes indicaciones:

  1. Comer por lo menos a media hora después de haber acabado la última eliminación pero nunca más tarde de una hora; esta absolutamente prohibido dejar el intestino grueso vacío durante más de una hora.
  2. La primera comida consistirá en: arroz blanco (no integral ni variedades o con cáscaras para no irritar la mucosa intestinal) muy bien hervido en agua, de modo que sus granos se fundan en la boca. Se pueden añadir unas zanahorias bien hervidas. En esta primera comida es necesario consumir por lo menos unos 40 gramos de mantequilla, mezclada con en arroz o simplemente tomada separadamente. En el caso de no disponer de arroz, se puede reemplazar con un hervido de trigo, centeno o pasta (macarrones o spaghetti) con queso duro rallado.

IMPORTANTE

En ningún caso, el arroz no se hervirá con leche. Durante las siguientes 24 horas, esta absolutamente prohibido tomar leche, yogures, kéfir u otros productos a base de leche. Aun más, durante estas 24 horas están prohibidos todos los alimentos y bebidas ácidas (por esto el yogur esta prohibido) también las frutas y las legumbres naturales. El pan esta permitido solamente en la segunda comida del día (o cena). Todas las variedades de quesos duros y semi-duros están permitidos. El queso blanco o fermentado, el BRIE y el CAMEMBERT están prohibidos.
Pasadas 24 horas, pueden volver a un régimen normal, evitando sin embargo durante algunos días los excesos alimenticios con carne y alcohol.

BEBIDAS

La ingestión del agua salada entrenará consigo, a través del osmosis, una parte de los líquidos hacia el tubo digestivo. Es normal sentir una sensación aguda de sed después de acabar esta técnica. Es absolutamente necesario no consumir líquidos, ni tan solo agua limpia, porque de esta manera seguiremos alimentar el sifón y tendremos que ir al baño sin parar. Sin embargo, después de la primera comida, podemos tomar infusiones ligeras (poleo, menta, camomila), agua sin gas ligera. El alcohol, ya poco recomendable para una dieta sana, esta prohibido durante las primeras 24 horas después de la técnica.
No tenemos que sorprendernos que las primeras evacuaciones serán casi liquidas, parecidas a las de un bebe, aparecerán después de 24 o 36 horas y que su color va a ser amarillo dorado y no tendrán olor.
Se recomienda hacer la SHANK PRAKSHALANA por lo menos cada seis meses, o mejor aún en cada cambio de estación (cada tres meses). Las personas que necesitan  una perfecta purificación, es indicado si es posible, hacerla una vez al mes. Incluso, el famoso yogui BRAHMACHARI aconseja hacer este procedimiento después de cada quincena.
En los casos de intolerancia a la sal, se debe tomar en su lugar un hervido de verduras hecho en casa, de zanahoria, puerros u otros vegetales pudiendo ser utilizada incluso pasta de tomate. Las personas constipadas severamente pueden hacer la tecnica incluso cada semana pero con sólo 6 vasos de agua, el ciclo en este caso será de media hora. Es un buen reeducador del intestino y la ventaja es que no debilita sus paredes.

EFECTOS BENEFICIOSOS

SHANK PRAKSHALANA es una poderosa técnica de purificación, rejuvenecimiento y vitalización.El efecto más importante es el de limpieza y eliminación de todos los sedimentos que corroen la mucosa del intestino grueso. Un pequeño vistazo a lo que podríamos encontrar en nuestro intestino grueso sería un verdadero choque para cualquiera de nosotros. En realidad, se absorben y acumulan una increíble cantidad de “suciedad” muy tóxica, como cortezas, pelo, granos, todos ellos estando incrustados durante muchos años sin ser evacuados. Los efectos beneficiosos tal vez no se notarán de inmediato pero no tardarán más de 2-3 días en aparecer: un aliento fresco, mejor sueño durante la noche, desaparición de erupciones del cuerpo y de la cara. También se nota la desaparición del mal olor corporal, con la condición de que se siga un régimen alimenticio con pocas toxinas evitando la abundancia de la carne. La transpiración deviene inodora. La piel parece más luminosa y suave, los ojos llenándose de magnetismo y brillo.
Esta técnica además de las virtudes eliminatorias, es también un tónico para el organismo. El aparato digestivo, sobretodo la lengua e intestino delgado son importantes medios de absorción del Prana (energia vital, KI para los japoneses o el CHI para los chinos), de ahí una razón de su efecto vitalizante. A través de la SHANK PRAKSHALANA,  se estimula profundamente el hígado, este efecto notándose con el color de las primeras evacuaciones. También actúa sobre las demás glándulas anexas del aparato digestivo especialmente sobre el páncreas. Los casos menos graves de diabetes están tratados en los hospitales yogui de India haciendo SHANK PRAKSHALANA cada dos días durante dos meses, en asociación con un régimen alimentario especial y con varias otras técnicas de yoga como PRANAYAMA o el control de la respiración. Las glándulas de LAGERHANS, situadas en el páncreas, secretan más insulina bajo el efecto estimulador general de esta técnica. La completa limpieza del sistema digestivo entrena consigo una mejor asimilación de la comida y un efecto de equilibrar del peso, hace a los delgados que ganen peso y a las personas con unos kilos demás que los pierdan. Para Ayurveda (la antigua medicina india) es de un favorable aporte a la reconstitución de los elementos sustanciales del cuerpo (los dathus), porque limpia a fondo las paredes de los intestinos.  Los nutrientes encerrados en los alimentos se absorben a través de los intestinos.

CONTRAINDICACIONES 

Las contraindicaciones de SHANK PRAKSHALANA son pocas. Se deben abstener de practicarla las personas sufriendo de una forma grave de ulcera estomacal, hasta que no estén curadas. Tampoco la deben practicar las personas que sufren de una de las siguientes afecciones: disentería, colitis aguda, diarrea, apendicitis aguda, tuberculosis intestinal o cáncer. Sin embargo los casos de colitis crónica, se pueden mejorar a través de SHANK PRAKSHALANA, fuera de los periodos de crisis. Algunos recomiendan que las personas sufriendo de malfuncionamiento renal deberían llevar cuidado con practicar correctamente todos los ejercicios, en especial con respetar la dosis prescrita de sal, para que el agua no sea absorbida por la mucosa y evacuada por vía urinaria sobrecargando los riñones. Estas contraindicaciones no están absolutas: hay formas de disentería tratadas en India con SHANK PRAKSHALANA, aunque los pacientes no hayan encontrado cura con métodos clásicos. También es muy eficiente en el tratamiento contra los oxiuros, porque entrena fuera del organismo todo el contenido del intestino, incluido los parásitos y sus larvas.

CON TITULO INFORMATIVO

Durante las 3 semanas del tratamiento especial de rejuvenecimiento KAYA KALPA, SHANK PRAKSHALANA se hace a diario, los tres primeros días con agua salada, y después usándose una decocción de legumbres (cebolla, puerro, etc.) para remineralizar el organismo. Se usan también varias plantas para estimular el proceso de total purificación del cuerpo. Este tratamiento se debe hacer bajo estricta supervisión de personas competentes.

LA SERIE DE MOVIMIENTOS
DE SHANK PRAKSHALANA

INTRODUCCIÓN

Para que el agua entre y avance en el tubo digestivo, es necesario hacer la siguiente serie de movimientos. Cada movimiento se debe hacer 8 veces alternando 4 veces por cada lado, izquierdo y derecho. El ritmo tiene que ser bastante alerto, pero sin abusar de velocidad. La serie completa no debería tardar más de 2-3 minutos en hacerse.

EL PRIMER MOVIMIENTO:

La posición inicial: de pie con los talones separados unos 30 cm. uno del otro, las manos levantadas con los dedos entrelazados y con las palmas hacia arriba. Se estiran los brazos y se endereza la espalda respirando normal. Estira el cuerpo lo máximo hacia arriba e inclínate hacia la izquierda desde la cintura sin girar el cuerpo. Sin mantenernos en esta posición final, regresamos a la posición inicial y continuamos seguido a inclinarnos hacia la derecha. Repetimos este movimiento cuatro veces hacia cada lado, un total de 8 inclinaciones. Este ejercicio abre el píloro del estómago y cada inclinación permite al agua salir del estómago hacia el duodeno y el intestino delgado.

EL SEGUNDO MOVIMIENTO:

Este ejercicio obliga al agua a avanzar más dentro del intestino delgado. La posición inicial es la misma al ejercicio previo, manteniendo los pies separados a unos 30 cm. Levantamos el brazo derecho a la altura de los hombros, con  la palma hacia abajo paralela al suelo. Doblamos el brazo izquierdo desde el codo y lo llevamos hasta que los dedos pulgar e índice toquen la clavícula derecha. Giramos el cuerpo hacia la derecha, moviendo el brazo derecho estirado lo más lejos posible, mientras miramos la punta de los dedos. Sin parar, volvemos a la posición inicial y repetimos hacia el otro lado. Hacemos este movimiento 4 veces por cada lado, en un total de 8 movimientos de rotación.

EL TERCER MOVIMIENTO:

Gracias a este movimiento el agua sigue avanzando en el intestino delgado y entra en el intestino grueso. En una variante de la postura de la cobra (BHUJANGASANA), sólo los dedos de los pies y las palmas tocan el suelo, aguantando el peso del cuerpo en ellos. Es muy importante que los pies estén separados unos 30 cm. uno de otro. Cuando hayamos adoptado esta postura, giramos cabeza, brazos y cuerpo de manera que podamos ver el talón contrario. Si empezamos por la derecha, miramos el talón izquierdo y viceversa. Regresamos a la posición inicial y repetimos hacia el otro lado. Haremos el ejercicio cuatro veces por cada lado en un total de 8 movimientos.

EL CUARTO MOVIMIENTO:

Este  movimiento empuja el agua a través del intestino grueso hacia el rectum. A pesar de ser más complejo que los ejercicios anteriores, el movimiento es accesible para la mayoría de las personas, menos las que sufren de afecciones de rodilla o menisco.  Estas personas deberían optar para la variante alternativa, más fácil.

Manteniendo los pies separados unos 30 cm. nos agachamos y colocamos ambas manos en las rodillas doblando los codos, también manteniendo una distancia de unos 50 cm. Los talones se mantienen hacia el exterior de los muslos y no bajo las nalgas. Giramos el cuerpo y mantenemos la rodilla izquierda en el suelo en frente de la planta del pie contrario. Las palmas empujan el muslo derecho hacia la izquierda y el muslo izquierdo hacia la derecha para presionar la mitad respectiva del estómago y vaciar el intestino delgado. Para aumentar la eficacia del movimiento, cuando giramos el cuerpo tenemos que mirar lo más hacia atrás posible para incrementar la presión sobre el abdomen. Es absolutamente necesario empezar con poner la rodilla izquierda primera en el suelo para presionar antes el lado derecho del estómago y para ayudar a vaciar el colon ascendente en primer lugar. Hacemos este ejercicio 4 veces por cada lado, un total de 8 torsiones.

LA VARIANTE ALTERNATIVA 

La posición inicial: sentados en el suelo, las piernas tendidas y el cuerpo recto con los dos brazos relajados. Doblamos la pierna derecha, pasándola por encima de la izquierda colocando en el mismo tiempo la palma derecha debajo el talón derecho. Giramos el cuerpo hacia la izquierda y miramos lo más hacia atrás posible. Volvemos a la posición inicial y seguidamente doblamos la pierna izquierda pasándola por encima de la derecha, colocando la palma izquierda debajo el talón izquierdo, girando el cuerpo hacia la derecha para mirar atrás. Se hacen 4 repeticiones por cada lado, un total de 8 movimientos.

 

SÍNTESIS – RESUMEN DEL PROCESO

  1. Tomamos 1 vaso de agua templada y ligeramente salada (en una proporción de 1 cucharada de sopa rasa por cada litro de agua).
  2. Hacemos la serie completa de movimientos descritos.
  3. Tomamos el segundo vaso de agua, seguido de otra serie de movimientos.
  4. Seguimos la alternancia tomar 1 vaso de agua – movimientos, hasta que hemos bebido 6 vasos de agua caliente.
  5. Vamos al servicio y esperamos que se produzca una primera evacuación. Si esta no se produce, repetimos de nuevo la serie de movimientos amplios y dinámicos, esta vez sin tomar otro vaso de agua. Si aún no hay resultados, hacemos un enema con litro y medio de agua tibia para iniciar el peristaltismo intestinal y abrir el sifón.
  6. Bebemos otro vaso de agua salada, hacemos el ciclo de ejercicios y vamos al servicio.
  7. Continuamos alternando agua-ejercicios-cuarto de baño hasta que obtengamos los resultados deseados. La última evacuación líquida debería ser tan limpia como el agua que hemos bebido.
  8. Para expulsar el agua que haya quedado en el estómago hacemos VAMANA DHAUTI: tomamos dos vasos de agua templada sin sal y vaciamos el estómago. Esto acabará con el efecto “sifón”. Si elegimos no hacerla continuamos evacuando algunas veces más en la hora siguiente.
  9. La primera comida tendrá lugar después de media hora (nunca antes) pero no más de una hora. Esta prohibido dejar vacío el estomago durante más de una hora.
  10. No se tomarán bebidas líquidas antes de haber acabado la primera comida.

VIDEO DEMONSTRACION

Donate Donar via Paypal
Si encuentras la informacion útil – haz una donacion.
Cada dollar/euro nos ayudara seguir desarollando esta web gratuita.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *